29 oct. 2014

Halloween es satánico o argumentos rocambolescos para impedirme que lo celebre

Notita maléfica: Si lees lo siguiente, puede que te conviertas en satánico, aunque seas ateo. (Solo si te convenzo de que me dejes celebrar Halloween en paz. Si no te convenzo, que la cabeza cortada de la foto te persiga en tus pesadillas. Con amor. Es en realidad muy plasta hablando. En realidad esta es una opinión mordaz y con humor, no me mates).
En algún momento apareció en Twitter una pseudocampaña (digo tal porque de campaña por extensión tiene poco) contra Halloween afirmando que era una fiesta satánica. Según algunos de ellos, «solo por el hecho de celebrarlo [Halloween] estamos participando en las obras infructuosas de las tinieblas y por ende le estamos rindiendo culto a Satanás» (si no te lo crees, te paso la captura de pantalla, que por temas de «no sé si se puede compartir en mi blog personal o no» no lo he puesto aquí).
La cuestión es simple: llevo desde los diez años celebrando Halloween y soy agnóstica, no he asesinado a nadie, no he comido niños, no he matado gatos negros y ni tan siquiera he tirado huevos a los que no nos daban chucherías. Ergo, ¿soy satánica de todos modos?
¡Sí, Sar, lo eres! ¡Eres maravillosamente satánica y no lo sabes! Aunque seas agnóstica y, por lo tanto, ni niegues ni afirmes la existencia de Dios y, por tanto, ni niegues ni afirmes la existencia de Satán. Pues eso.
Debo señalar, de todos modos, que aquellas personas cristianas que afirmaron que tal fiesta era satánica fueron muy educadas conmigo (intuyo que porque no les dije que lo celebraba) y me intentaron explicar que en Halloween se asesinan niños en México (lo que ni afirman ni desmienten ningún periódico fiable) e incluso en Estados Unidos. Expliquemos esto último mejor. Muchos me redirigen a una página en la que la policía de Los Ángeles explica cómo celebrar Halloween de manera segura (sin decir nada de asesinatos). Los policías señalan que los niños no deben subirse en coches de desconocidos, deben mirar a los dos lados de la calle para cruzar, deben mirar bien si lo que les dan está manipulado, si van disfrazados que su máscara los deje ver (para que no los atropellen), etc. No veo que tenga relación con lo que afirman de que asesinan niños, sino que como es una celebración hay que tener cuidado porque todo el mundo está en la calle, despistado, por lo que hay que extremar las precauciones (sí, los ladrones pueden aprovechar un partido de fútbol para que la gente esté despistada y puedan robar en las casas vacías en ese momento). El link: http://www.lapdonline.org/crime_prevention_tips/content_basic_view/7724
Por cierto, pregunté al Twitter de la Policía Nacional española si lo de «asesinar niños» en Halloween era una leyenda urbana y no me contestaron. Gracias. Los cristianos anti-samhain sí. De nada.
Cuando estas personas anti-samhain no me hablan de esto, siempre señalan a Cristina Kneer de Vidal, que supuestamente es una exsatánica que afirma que los satánicos celebran Halloween y hacen sacrificios humanos, pues el 31 de octubre es como su año nuevo para una persona «normal». En primer lugar, siento confirmar que no encontré nada de esta mujer en Internet fuera de círculos cristianos (siento no darlos por válidos ante un tema así, pero esperaba confirmarlo con alguna fuente). 
Nota aclaratoria: encontré un artículo de opinión (repito, de opinión, no una noticia) en El Universal, periódico venezolano, hablando de esta mujer. Redirigía de nuevo a una página cristiana, Aci Prensa, lo que desde un punto de vista periodístico es poco fiable. Esto para que sepas que he investigado. Agradecería que alguien encontrara una noticia de esta índole en un lugar menos… no sé qué adjetivo poner aquí.
¿Ves los ojos de Satán en la foto? Pues
entonces el fuego de mi chimenea es
satánico y yo aún no me había dado cuenta
Otro dato: mi amigo estadounidense me ha dicho que lo han invitado a una fiesta de Halloween… que celebra su amiga mormona. Por lo tanto, que quede claro que no todos las personas creyentes están en contra. O al menos, algunos mormones no.
Dato curioso: existe la samhainofobia, que es el miedo a Halloween (mi informadora Uve me lo comunicó). ¿Entonces estas personas que dicen que es satánico son samhainfóbicas o…prefiero no insultar.
Entre mis amigos pregunté y lo único que salió en claro es que ninguno lo consideraba satánico (alguno me dijo que quien lo creyera era un «imbécil, malinformado, loco o pobrecillo») aunque algún otro entendía, a su manera, la visión que tiene la gente para creerlo:
«Había oído que es la celebración del nuevo año celta. Aunque si fuese un extraterrestre, viendo a todo el mundo vestido así sería lo que pensaría. De todos modos Halloween es celta y Asturias fue celta, podemos celebrarlo con sentido».
«Nunca lo había escuchado, pero supongo que como está ligado a cosas terroríficas la gente lo asocia a eso».
«Satánico será de forma ficticia, en el sentido de que todo es siniestro e intenta parecer malo. Fiesta satánica es para aquellos que están mal de la cabeza y se dedican a imbecilidades como en Estados Unidos. Alguna vez lo escuché en relación a eso, pero no pienso que sea algo perverso que pueda cambiar conductas o algo así».
«Jajajaja, la calabaza del demonio!!! Invoquemos a Satanás con caramelos!!! Despistemos a la gente disfrazándonos para que los asesinos salgan matando al grito de truco o trato!!!».
«Es una fiesta simpática, pero es posible que tenga raíces relacionadas con la muerte, el satanismo o la brujería».
«Eso solo lo dicen los religiosos y tal. Cosas de fiestas paganas. Me molan las fiestas paganas y las brujas. Como el cartel de la manifa aquella, “somos las bisnietas de las brujas que no pudiste quemar”. Halloween me parece una fiesta en la que puedes decir: “¡Hey! Sigo aquí, muahahahaha, no has podido acabar conmigo y busco venganza”».
«¿Eso implica que todo lo satánico es malo? Yo creo que hay culto a lo demoníaco, pero en un sentido pagano. O sea, no por celebrar Halloween se ataca a la religión. No son demonios cristianos, no es satánico. Hades es un demonio, pero no cristiano. Todas las religiones son algo satánicas».
«Lo he leído. Y por esa regla de tres, sería satánico ver pelis de terror o leer libros de miedo, ¿no? Aunque igual esa gente también lo piensa. Es una fiesta, un juego».
«Eso de que es satánico lo ha dicho la Iglesia, ¿acerté? ¿Eh?».
«Supongo que tiene sentido para ellos, por eso de que se celebra la muerte».
«Eso es un argumento cristiano para acabar con la fiesta».
«Es una afirmación que me produce risa, a no ser que consideres que los Estados Unidos son la representación del mismo Diablo. Entonces sí».
«Me parece un poco estúpido decir “No a Halloween” como si fuera una nueva reforma del PP».
He dado las opiniones de los cristianos anti-samhain y de mis amigos (ateos, agnósticos, cristianos, musulmanes) sobre cómo mola. ¿Sabéis quiénes quedan? Los satánicos. Una cuenta de Twitter que afirmaba ser de la Iglesia de Satán me marcó un tweet como favorito (¡Oh Zeus! ¡Señal olímpica!) y no pude no entrar en su página. En las preguntas frecuentes aparece «¿Ustedes realizan sacrificios?» y contestan que no. Exactamente, que les parece una práctica arcaica y supersticiosa.
Sin embargo, aquí se me acaba la información al respecto. Porque no me han contestado. Y no conozco satánicos, a no ser que considere como tales a todos los que celebran Halloween, por lo que entonces Halloween mola y no hay sacrificios. Y, ojo, aunque los satánicos celebrasen Samhain como el «cumpleaños del Diablo», no cualquiera que vea pelis de terror ese día es satánico, ni tan siquiera si pide caramelos. A no ser que sea un satanista ateísta, que no cree en Dios ni Satán, sino que está en contra de las religiones. Entonces es satanista, amigos, y no satánico, porque le sale de las narices, no por celebrar Halloween.
Dejando atrás a los que lo critican llamándola «fiesta satánica», tengo persiguiéndome ferozmente a los que dicen que es una «americanada», aunque todo el mundo me afirme que es una celebración celta (europea por lo tanto) de despedida del verano en la que se creía que los muertos volvían como espíritus y se disfrazaban para asustarlos. Y los reyes magos son cristianos, y a mi conocer antes de los cristianos hubo celtas en España, por lo tanto, ¿qué tradición es más antigua? No voy a discutir de tradiciones que soy yo la que he tomado como propia celebrar Samhain sin matar a nadie, los días 28 de cada mes hacer algo y comer pizza de atún en Eurovisión. Me callo.
Oh, y los que dicen que es una fiesta consumista. Pues, no sé, yo creo que... Navidades, consumista, Todos Los Santos, consumista, cumpleaños, consumista, santo, consumista, ir a la playa de juerga, consumista, comprar, consumista. (He tomado la definición de la RAE de consumismo: Tendencia inmoderada a adquirir, gastar o consumir bienes, no siempre necesarios. Quien no tenga algo innecesario en casa que tire la primera piedra).
Ahora me toca meterme con cosas que he leído anti-Halloween que m'an matao (más). En este link (http://defendenosinproelio.blogspot.com.es/2013/10/los-simbolos-de-la-noche-de-halloween-y.html) se compara al trasgo con los fantasmas, las brujas y las banshees, como diciendo que es malo. El trasgo solo te pierde cosas en casa, los fantasmas pueden ser simpáticos y las banshees son irlandesas. Las brujas, no sé, ¿se refiere a todas las mujeres inocentes que quemaron en la Edad Media?
Defiendo al pobre trasgo pierdecosas. Y al pobre gato negro. Los gatos negros son bonitos. Dejad a los gatos negros en paz. ¿Veis que la discriminación hacia ellos es como racismo aplicado a animales? Pobres.
Dato final: La Iglesia Católica defiende la idea de que Halloween no es una «fiesta inocente» porque «tiene un transfondo de ocultismo y anticristianismo». La Conferencia Episcopal declaró que hay riesgo en que costumbres paganas e importadas como esta festividad prevalezcan, porque harán desaparecer nuestras costumbres cristianas arraigadas y beneficiosas. (Créeme: http://www.elmundo.es/elmundo/2009/10/26/espana/1256574185.html).
Este es Fantomas, el fantasma que vive
entre el hueco de la escalera y el perchero
de mi casa y que es adorado por renacuajos satánicos.
Querida Iglesia, como persona no creyente, defiendo mi derecho a rescatar fiestas más antiguas aún que las cristianas, como puede ser Samhain o La Vijanera (carnaval precristiano celebrado en Silió, Cantabria), sin querer hacer por lo tanto daño a fiestas cristianas. No por elegir una condeno a la otra, no por celebrar lo que me da la gana obligo a los demás a hacerlo.
La visión cristiana de la muerte no me gusta: si existe el paraíso, no hay por qué llorar a los muertos, pero puedes hacerlo si quieres. La muerte debería ser igual de celebrada como la vida, aunque sé que por nuestros sentimientos no podemos. Sin embargo, aceptar que la muerte es parte de la vida es un paso importante. Es un paso que quita mucho peso de encima. No me critiques por no llorar ni salir corriendo al ver a alguien disfrazado de fantasma, no me critiques por pasármelo bien reuniéndome con los amigos que echo de menos y hace meses que no veo para ver películas de terror. No me eches en cara que no me dé miedo la oscuridad. No me prohíbas celebrar lo que quiero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario